“ Amigo Daniel cambió mi vida por completo ”

En Casa Hogar Amigo Daniel somos una casa hogar que ofrece atención integral a niños y niñas desde recién nacidos hasta 6 años de edad en situación de riesgo y maltrato. Osvaldo Hernández nos comparte su experiencia como uno de los inquilinos de la casa hogar durante su infancia.

“Casa Hogar Amigo Daniel cambió mi vida por completo”

En Casa Hogar Amigo Daniel somos una casa hogar que ofrece atención integral a niños y niñas desde recién nacidos hasta 6 años de edad en situación de riesgo y maltrato. Osvaldo Hernández nos comparte su experiencia como uno de los inquilinos de la casa hogar durante su infancia.

¿Cómo era tu vida antes de estar en Amigo Daniel?

Mi vida antes de Amigo Daniel, puedo decir con toda franqueza, fue muy complicada. Sufrí de maltrato infantil por parte de mi familia, dichos golpes (eran) ocasionados con cables de pasar corriente de los carros, extensiones, palos de escoba, etc.

¿Cómo fue tu estancia en Amigo Daniel?

Amigo Daniel cambió mi vida por completo. Después de los maltratos físicos que recibí por parte de mi familia, encontré algo que hasta ese día no conocía: amor, comprensión, un hogar, educación, en fin, una familia de verdad.
No quiero dejar de lado y externarles mi más sincero respeto y admiración a tía Cecilia y Susana Fox, y a toda la gente que laboró y aún labora en Amigo Daniel (y) a la gente (que) realiza un donativo por su amor y dedicación a esta noble institución.

Porque, créanme, gracias a todos ustedes, hoy un servidor, al igual que otros niños, encontró una salida positiva en la vida.

¿Qué aprendiste de tu estancia en Amigo Daniel?

Aprendí diversos valores, que sí existe un mundo mejor, a dar amor, a respetar a mis semejantes, apoyar a quien más lo necesita y a ser agradecido con Dios y con la vida, y no me voy a cansar de dar gracias por haber tenido la suerte y el privilegio de haber sido un niño Amigo Daniel.

¿Cómo es tu vida y mundo ahora?

Me encuentro casado con Adriana Granados García desde hace 11 años, tenemos dos hermosos hijos Osvaldo David (9 años) y Mateo Joel (4 años) Hernández Granados, a los cuales amo y respeto, y a quienes les he platicado de mi experiencia en Amigo Daniel y de la gente tan humana y maravillosa que me brindó y sigue brindando su apoyo.

Gracias a todo lo que recibí y aprendí en Amigo Daniel soy feliz, me encuentro bien conmigo mismo, he podido superarme personal y profesionalmente curse la carrera de Derecho y hoy en día me dedico a litigar la materia laboral y tengo la esperanza que algún día de alguna manera podré contribuir un poco con lo mucho que recibí por parte de tan noble institución.

Quiero dar las gracias inmensas a tía Cecilia por su gran apoyo porque sin el apoyo de ella no hubiese logrado ni ser lo que ahora soy. Que Dios los bendiga a todos y cada uno de los que integran Amigo Daniel, estén seguros que todo lo que ustedes hacen es de gran importancia y fundamental para el bienestar y desarrollo de muchos niños que los necesitan.

 

¡Vuélvete donador de Amigo Daniel y ayuda a transformar la vida de los niños! Dando clic aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *