El impacto de ser parte del equipo de voluntarias

A principios del año pasado una amiga me invitó a trabajar como voluntaria en Amigo Daniel. Tenía poco de haberme jubilado y la invitación me pareció una gran oportunidad de poder trabajar por los demás y que mejor si era para los niños de esta noble institución.

El impacto de ser parte del equipo de voluntarias

A principios del año pasado una amiga me invitó a trabajar como voluntaria en Amigo Daniel. Tenía poco de haberme jubilado y la invitación me pareció una gran oportunidad de poder trabajar por los demás y que mejor si era para los niños de esta noble institución.

El proyecto Bazayudar al que fui invitada era la apertura de una tienda en donde se veA principios del año pasado una amiga me invitó a trabajar como voluntaria en Amigo Daniel. Tenía poco de haberme jubilado y la invitación me pareció una gran oportunidad de poder trabajar por los demás y que mejor si era para los niños de esta noble institución.ndería ropa, calzado, bolsas, accesorios, artículos para el hogar, cuadros, etc.de segunda mano pero en buen estado y atender el tianguis una vez al mes en las instalaciones de la casa.

El trabajo consiste en recibir los donativos de lo mencionado en el párrafo anterior y separarlos en tres categorías:

  1. Lo que pueda ser de utilidad para los niños de Amigo Daniel.
  2. Lo que se vendería en la tienda Bazayudar.
  3. Lo de menor calidad que sería para vender en el tianguis.

Como voluntarias nos toca separar y clasificar todos los donativos en estas tres categorías. Nuestras reuniones son los miércoles: revisamos bolsas y artículos que nos llegan como donativos y hacemos la selección y clasificación.

El primer miércoles de cada mes se instala el tianguis para la venta de los artículos seleccionados para tal fin y aquellos que no se vendieron en la tienda. Las voluntarias junto con personal de Amigo Daniel trabajamos en él.

En año y medio de haber iniciado este proyecto, hemos hecho un gran equipo donde se respira un ambiente agradable y cordial. Yo no conocía a todas las voluntarias, sin embargo siempre me he sentido como parte de un grupo en donde nuestra prioridad son los niños y eso nos ha unido.

A lo anterior puedo agregar que lo más bello de esta labor lo he aprendido de los niños y niñas que, en ocasiones al entrar o salir de la institución se te acercan y te abrazan, te dan un beso, una sonrisa, preguntan tu nombre. Con ello confirmo que toda la labor realizada vale la pena y siembro algo de esperanza para estos chiquillos.

No quiero terminar sin mencionar y agradecer a todos los donantes que hacen posible este proyecto. Gracias a la generosidad de estas personas es que podemos seguir apoyando y generando recursos a beneficio de esta institución.

¡Vuélvete donador de Amigo Daniel y ayuda a transformar la vida de los niños! Dando clic aquí.

 

Laura Isabel Dovali Ramos

Laura Isabel Dovali Ramos

Lic. en Relaciones Industriales, jubilada.Trabajó 20 años como Coordinadora de Recursos Humanos en el Instituto Lux, A.C. Ha colaborado como voluntaria en Casa Hogar Amigo Daniel desde principios de 2015. Su motivación principal para este voluntariado es trabajar para el Bienestar de los niños.

2 COMMENTS

  • Ana Rebeca Reyes Moreno dice:

    Hola buen día, soy Ana Rebeca Reyes y me gustaría poder ser voluntaria con ustedes. Me pudiera decir qué tengo que hacer?

    Muchas gracias, saludos!

    • Lia Villalpando Amador dice:

      Estimada Ana Rebeca,

      ¡Que gusto que quieras apoyar!
      Por favor ponte en contacto con Lia Villalpando en el correo:
      lvillalpando@amigo daniel.org
      o en nuestros teléfonos: 1044102 y 1044103
      Esperamos verte pronto 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *