¿Cómo evitar los efectos de la institucionalización en los niños de Casa Cuna Amigo Daniel?

En casa cuna amigo Daniel se atiende a niños que se encuentran en situación de riesgo o de maltrato, en un rango de 0 a 6 años de edad, donde reciben atención médica, psicológica, nutricional, educativa y legal, es decir tratamos de cubrir todos aspectos importantes para su sano crecimiento, garantizando sus derechos fundamentales a los que todo ser humano debe tener acceso, sin embargo hay ciertas circunstancias que no debemos de perder de vista si pretendemos evitar en la medida de lo posible los efectos de la institucionalización de los menores que están bajo nuestro resguardo.

¿Cómo evitar los efectos de la institucionalización en los niños de Casa Cuna Amigo Daniel?

En casa cuna amigo Daniel se atiende a niños que se encuentran en situación de riesgo o de maltrato, en un rango de 0 a 6 años de edad, donde reciben atención médica, psicológica, nutricional, educativa y legal, es decir tratamos de cubrir todos aspectos importantes para su sano crecimiento, garantizando sus derechos fundamentales a los que todo ser humano debe tener acceso, sin embargo hay ciertas circunstancias que no debemos de perder de vista si pretendemos evitar en la medida de lo posible los efectos de la institucionalización de los menores que están bajo nuestro resguardo.

 

 

 

 

Nuestra capacidad de atención oscila entre 70 y 71 niños mensualmente.

Según estudios realizados por la UNICEF respecto de la situación que viven los niños, niñas y adolescentes en las instituciones de protección y cuidado de América Latina y el Caribe, revelan que las largas etapas de institucionalización, especialmente en los primeros años de vida producen daños permanentes, contrastando con los niños que fueron adoptados o se integraron a familias de acogida quienes presentan un mejor desempeño, no solo físico y cognitivo, sino en logros académicos e integración social como adultos independientes.

Según mi experiencia de más de tres años como educadora de niños que forman parte de un seno familiar, en comparación con la experiencia de más de 10 años con niños que se desarrollan dentro de una institución, puedo decir que estos últimos son personitas que requieren de toda nuestra atención, porque el ambiente en el que se desenvuelven es muy diferente al ambiente que se les puede dar en una familia.

Ya que los niños de instituciones por condiciones obvias no identificándolos roles de una figura paterna, una figura materna y en algunas ocasiones no tienen la posibilidad de asumir el rol de hermano mayor o menor según sea el caso, con todas las actividades y responsabilidades que implican esos roles, siendo estos escenarios naturales, cotidianos y familiares importantísimos en la formación de la personalidad, pues posee en un alto valor educativo y pedagógico, y por medio de estos escenarios naturales logra construir su conocimiento.

En Amigo Daniel estamos en contra de la institucionalización y en el área educativa sabemos que la única forma de contrarrestar los efectos de ésta en nuestros niños, empieza por dejar de considerarlos como una estadística.

Es por ello que todo el equipo docente y personas que están al cuidado de los niños recibe capacitación constante en materia educativa, se realizan dinámicas de duelo y resiliencia al personal, lo que ha permitido tener a nuestros colaboradores más atentos y conscientes sobre las necesidades de los niños.

Derivado de estos esfuerzos, en la actualidad el modelo educativo que se imparte a los niños y niñas de maternal I y II, así como en preescolar I Y II está basado en el método Montessori, ya que dicho método promueve habilidades no solo cognoscitivas sino que también contempla habilidades de vida diaria y comportamiento adaptativo, se realizan evaluaciones iniciales y de seguimiento para evidenciar el desarrollo de los niños, además de que las cuidadoras y educadoras tienen un perfil de madres de familia, con lo que se busca generar un ambiente similar al familiar.

Por otro lado, constantemente nuestros niños participan de diversos espectáculos y paseos, tales como el zoológico, festival del globo, parque metropolitano, parque explora, cine y en algunas ocasiones al estadio de fútbol (cuando la seguridad lo permite), con la finalidad de fomentar su integración social.

Finalmente, pero no por ello menos importante, es que los niños del tercer grado de preescolar en adelante acuden a escuelas externas para que al momento de ser reintegrado al seno familiar, ya sea mediante la adopción o la reinserción a su familia originaria, el área educativa no sea un obstáculo para que el niño o la niña se adapte al ambiente en que se desarrolle y pueda seguir construyendo su proyecto de vida, una vida sana, plena y feliz a la que todos los niños y niñas tienen derecho.

¡Vuélvete donador de Amigo Daniel y ayuda a transformar la vida de los niños! Dando clic aquí.

 

Anabel Falcon Conchas

Anabel Falcon Conchas

Lic. En Educación Preescolar por la Escuela Normal Oficial de León, curso diplomado de Psicomotricidad Educativa en la Universidad Iberoamericana de León, curso diplomado en Estimulación Temprana en la Universidad Iberoamericana de León. Actualmente trabaja en Amigo Daniel A.C. Como Coordinadora del Área Educativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *